Imagen sobre halitosis

¿Problemas de halitosis? Descubre las causas y soluciones

¿Cuáles son las causas de la halitosis?

Sufrir problemas de halitosis o mal aliento, es una patología que alcanza a muchas personas hoy en día. De hecho, hay estudios que afirman que casi un tercio de la población sufre o ha sufrido halitosis en algún momento de su vida. Este problema de carácter social que provoca la aparición del mal aliento suele estar relacionado en su mayoría con problemas bucales, especialmente de las encías. Aunque la realidad es que existen cientos de causas que provocan la aparición de halitosis. Es por ello que antes de poner en marcha soluciones a nuestro problema, debemos acudir a una clínica dental para realizar un buen diagnóstico y detectar exactamente de dónde proviene el problema y sobre todo encontrar el tratamiento de la halitosis adecuado. Problemas que ocasionan la halitosis En primer lugar deberíamos hablar de las causas no patológicas. En este caso se trata de agentes externos o propios que influyen en la aparición de halitosis. Estos podrían ser alguno de los siguientes: –          Problemas ocasionados con la edad. Muchas veces derivados de cambios en las glándulas salivales. –          Prótesis dentarias, como dentaduras postizas. –          Consumo de fármacos –          Adicciones como el tabaco –          Mala alimentación El problema viene cuando la causa de la halitosis no es claramente visible. Es decir, cuando el paciente mantiene una buena higiene ni hay focos infecciosos visibles en la boca. En este caso, pueden detectarse varias causas patológicas: –          Enfermedad periodontal, caries. –          Úlceras traumáticas, infecciosas, estomatitis. –          Infecciones víricas, bacterianas o fúngicas. –          Necrosis por radioterapia y quimioterapia en pacientes con neoplasias.  

Recomendaciones para tratar la halitosis

Una vez detectado el problema de halitosis, llega el momento de aplicar soluciones. Los problemas de halitosis deben de resolverse como un problema médico, de ahí la importancia de acudir a una clínica dental especializada. Por lo general, cuando no existe ningún problema conocido, estas suelen ser las recomendaciones para combatir el mal aliento: 1-      Higiene diaria: cepíllate los dientes a diario y utiliza hilo dental, por lo menos una vez al día. Es la única forma de evitar la acumulación de restos de comida. Además es bueno acudir a la clínica dental para realizarse limpiezas bucales cada cierto tiempo. 2-      Enjugues bucales: son también un complemento adicional importante para acompañar al cepillado diario, ya que ayuda a la eliminación de bacterias en la boca. 3-      No te olvides de la lengua. utilizando raspadores adecuados para realizar una limpieza adecuada ayudamos a eliminar bacterias y resto de la boca, complementado la rutina de higiene bucal diaria. 4-      Hidratación. Además de la higiene diaria, no te olvides de beber mucha agua con frecuencia, de esta forma ayudamos también a combatir los problemas de boca seca. Además beber zumos elaborados a base de cítricos es también muy beneficios para estimular la secreción de saliva. 5-      Alimentación: Evita consumir alimentos muy secos o fibrosos y sobre todo dulces, para prevenir la aparición de caries u otras afecciones dentales que pueden provocar mal aliento. Aunque después de todo, si realmente padeces problemas de halitosis de forma crónica, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu clínica dental de confianza y averiguar así cuál puede ser tu problema.  Si lo prefieres, puedes dejarnos un comentario con tu duda y estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 5 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies