ortodoncia interceptva

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es una primera fase ortodóncica que permite corregir problemas a edades tempranas.

Se trata de un tratamiento preventivo que se realiza a aquellos pacientes en los que se detecta un desarrollo incorrecto de su mordida, que puede ser cruzada, abierta o invertida. También está indicado para casos en los que hay poco desarrollo de la mandíbula.

¿Qué problemas evita la ortodoncia interceptiva?

Es importante comprender que la ortodoncia interceptiva lo que hace es garantizar un correcto desarrollo de la estructura ósea. En muchas ocasiones, una forma de morder incorrecta -como en el caso de una mordida cruzada- puede producir problemas en el desarrollo óseo cuando el paciente llegue a la edad adulta.

Un paciente que ha llevado una ortodoncia interceptiva puede necesitar otro tipo de ortodoncia cuando erupcionen sus dietes definitivos a los 12, 13 o 14 años. Eso sí, el paciente no tendrá ningún problema esquelético y, por lo tanto, sí podemos decir que la ortodoncia interceptiva hace mucho más fácil la segunda ortodoncia en caso de necesitarla.

Además, este tratamiento evita futuros dolores de oídos, cervicales, cabeza, desgastes dentales o problemas de movilidad en la mandíbula, entre otros.

¿A qué edad se recomienda la ortodoncia interceptiva?

La Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia recomienda comenzar a valorar un tratamiento de ortodoncia interceptiva a partir de los seis años.

En cualquier caso, se trata de una edad orientativa, y el ortodoncista valorará la estructura facial y dental de cada paciente para desarrollar un plan de tratamiento adaptado a cada caso concreto.

¿Es doloroso el tratamiento con ortodoncia interceptiva?

Si ponemos el ejemplo de la mordida cruzada lateral, ésta se produce porque el hueso de arriba, el maxilar, es más pequeño que el hueso de abajo, el mandibular, de forma que será necesario un tratamiento ortopédico para hacer el maxilar más grande y acompasarlo al crecimiento de la mandíbula.

Muchos padres nos preguntan si este tratamiento será doloroso para su hijo, y la respuesta es que no. Hay que tener en cuenta que a estas edades la estructura maxilar está incompleta, de forma que la separación de este hueso es prácticamente indolora para el paciente.

Clínica Faus

Telf.: 609 566 668 / 96 248 13 25

C/ Berca, 41
46680 Algemesí (Valencia)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + 5 =