¿En qué consisten los implantes

dentales?

Los implantes dentales son tornillos de titanio que, colocados en el maxilar y, por sus especiales características, funcionan como la raíz de un diente perdido.

Un implante dental sirve para sustituir uno o más dientes sin rebajar los adyacentes que estén sanos. Además, sirve para sujetar una dentadura, evitando que se mueva.

Los implantes dentales han evolucionado a lo largo del tiempo, de la misma forma que lo han hecho las técnicas para su colocación. Actualmente en Clinica Faus -mediante la técnica “flapless”– somos capaces de colocar los implantes, en la mayoría de los casos, de una manera menos traumática y sin necesidad de puntos de sutura tras la intervención.

Al tratarse de una cirugía mínimamente invasiva conseguimos una menor molestia posoperatoria y una rápida recuperación.

Además, gracias a los nuevos conceptos implantológicos de “carga inmediata”, podemos poner los dientes al paciente el mismo día en el que colocamos los implantes dentales, sin necesidad de esperar 3-4 meses con una prótesis provisional de quitar y poner, con el perjuicio que esto supone.

Este tipo de procedimiento lo podemos llevar a cabo de la misma forma tratándose de un paciente con una única ausencia, o de un paciente edéntulo total que quiere rehabilitar su boca completamente.

Las nuevas herramientas tecnológicas, como las planificaciones en 3D mediante programas informáticos que a día de hoy podemos realizar para la colocación de los implantes dentales, hace que este procedimiento sea todavía más seguro de lo que podía ser años atrás y que el tratamiento implantológico sea un éxito de manera más predecible.

  • Evitamos las molestias de llevar un aparato removible, es decir “de quita y pon” durante 3 – 4 meses.
  • Nadie notará que lleva implantes, ya que al tratarse de una prótesis fija será como si llevara sus propios dientes.
  • Al estar cogida a los implantes, la prótesis no lleva paladar, por lo que no le producirá angustia ni sensación de inseguridad..
  • Usted lucirá sus nuevos dientes en menos de 24h. tras la intervención.

¿Por qué reponer los dientes ausentes mediante implantes?

Es conveniente reponer los dientes ausentes mediante un implante dental principalmente por dos causas:

Los dientes adyacentes al que se haya perdido cambiarán su posición y producirán un desequilibrio en la masticación, ya que las cargas masticatorias se reparten sobre menos dientes y fuerzan los que aún están sanos.

El hueso que sostenía el diente disminuirá su volumen, produciendo deformidades maxilares y faciales. Con el paso del tiempo, será más complicada la colocación posterior de un implante dental.

¿Es doloroso?

El implante dental no es doloroso mediante la “TÉCNICA FLAPLESS”. Mediante esta técnica de implante dental se coloca el implante sin necesidad de cirugía invasiva. Así conseguimos que:

  • El tiempo que se emplea para colocar un implante dental no supere los 15 minutos.
  • No haya apenas sangrado, evitando así la necesidad de poner puntos de sutura tras el implante dental.
  • La inflamación y el dolor, después de la colocación del implante dental, sean mínimos.

Para ello utilizamos un novedoso programa informático, con el que planificamos de manera virtual, mediante una reproducción exacta del maxilar del paciente en 3D, el número y posición de implantes dentales que se necesita.

Una vez completada la planificación virtual de los implantes dentales, se fabrica una plantilla, que servirá como guía de alta precisión para colocarlos en los lugares virtualmente planificados.

hipersensibilidad dental

 Tratamiento llevado a cabo en clinicafaus mediante implantes

Otros tratamientos en clínicafaus