ferula-de-descarga-624x400

Causas y problemas del bruxismo

Ya hemos tratado en artículos anteriores el problema del bruxismo, sin embargo, siguen quedando muchas dudas sobre los síntomas, causas y tratamientos.

Precisamente por eso, en este artículo vamos a intentar resolver un poco las dudas que os hayan surgido.

Pero empecemos por el principio.

¿Qué es el bruxismo y por qué surge?

Se trata del hábito involuntario que nos lleva a rechinar los dientes o la mandíbula fuertemente. Por lo general, suele producirse por las noches durante la fase REM del sueño, aunque ocasiones determinadas hay quien también lo sufre durante el día.

El factor desencadenante es, por lo general, la tensión psíquica generada por momentos de estrés o nervios. Y al tratarse de algo psicológico es algo que inconscientemente, no podemos controlar.

Síntomas más comunes del bruxismo

Ya tenemos claro qué es el bruxismo y por qué aparece. Ahora, lo siguiente que nos interesa conocer son los síntomas más comunes. Y es que, como ya hemos comentado, al ser un hecho involuntario muchas personas no saben que lo padecen.

De hecho muchos de los síntomas más comunes pueden ser confundidos con otra dolencia, como el dolor de cabeza, de cuello e incluso de los oídos. Sin embargo, pueden estar todos relacionados con el bruxismo:

  • Bostezos dolorosos
  • Problemas en la articulación temporomandibular.
  • Cambio de la mordida
  • Desgaste de los dientes
  • Dolor de cabeza.
  • Sensibilidad dental al frío, el calor y los alimentos dulces.
  • Insomnio.

¿Cuál es el tratamiento del bruxismo?

Antes de determinar el tratamiento más adecuado, deberíamos acudir al dentista para asegurarnos qué es realmente lo que está causando nuestros problemas. Una vez detectado, existen varios tratamientos utilizados que van desde la férula de descarga, hasta la fisioterapia o la medicación.

El más recomendado por los dentistas suele ser el uso de una Férula de descarga durante la noche o incluso durante el día, en caso de ser posible. Se trata de una férula hecha a medida que reduce considerablemente los daños, y aunque no elimina en si el problema del bruxismo ayuda a frenar el desgaste en la dentadura.

En ocasiones es importante corregir la articulación de los dientes, ya sea con ortodoncia y/o un ajuste oclusal, de forma que evitemos puntos de contacto anormales entre ellos. Una mordida irregular que evite la oclusión normal de los dientes puede corregirse con restauraciones, ajustes oclusales y/o tratamientos de ortodoncia, incluso en los casos de pérdida dentales, requerir de la colocación de implantes dentales para una correcta distribución de las cargas masticatorias.

Y tu, ¿crees que puedes sufrir bruxismo? ¿Tienes alguna duda sobre cómo frenar el problema?
¡Cuéntanos tus dudas, estaremos encantados de resolverlas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies