Dolor de cabeza y problemas en la boca

¿Sufres migrañas, cefaleas o vértigos? Es posible que tengas un problema en la boca

Si sufres dolores continuos de cabeza es posible que tengas un problema en la boca

Hoy en día, muchas personas sufren dolores de cabeza frecuentemente. Esto puede deberse a muchas cosas, pero es posible que algunos de estos problemas vengan ocasionados por un problema en la boca. La cefalea, por ejemplo, es esa sensación dolorosa, cuya intensidad puede variar y que se localiza en el cráneo, concretamente en la parte alta del cuello y la mitad superior de la cara. Por migraña se entienden ataques recurrentes de dolor de cabeza que pueden variar en cuanto a intensidad, frecuencia y duración y que suelen localizarse en un lado de la cabeza. Puede ir acompañada de náuseas y vómito; la luz y el sonido suelen resultar muy molestos conduciendo al aislamiento de la persona que las padece. Es un dolor que se repite y que provoca el cese de la actividad normal de la persona, dejándola incapacitada para la realización de sus funciones. Este tipo de dolores es un mal bastante común en la sociedad. Cada día más son más las personas que sufren de dolores de cuello, de cabeza y que generalmente los atribuyen a malas posturas o a no haber descansado adecuadamente. Sin embargo, un aspecto que es desconocido por muchas personas es que este tipo de malestar puede estar relacionado con un problema en la boca. Aunque parezca que no hay una relación directa, las cefaleas y migrañas pueden estar ocasionadas por un trastorno de los músculos y del sistema nervioso de la boca que acaban produciendo este tipo de síntomas.

¿Cuáles son los problemas más comunes?

Para entender la relación que existe entre un dolor de cabeza y un problema en la boca se debe conocer un poco del funcionamiento de la mandíbula. Para que ésta realice correctamente sus movimientos normales de masticación, fonación, etc., requiere de un cierto espacio. Si no se dispone de dicho espacio, el músculo temporal queda atrapado en el orificio cigomático. La mandíbula al moverse golpea al maxilar superior. Este impacto conduce a una sensibilización de los nervios de esa zona que se traduce en dolores de cabeza, mareos entre otros síntomas. Cuando se experimentan migrañas o mareos es necesario evaluar todas las causas posibles para poder solucionar el problema lo antes posible y de la manera más efectiva. Desde este punto de vista es imprescindible tener en cuenta que un posible problema en la mandíbula puede ser el desencadenante de dichos síntomas, por lo que resulta muy conveniente visitar al dentista cuando las migrañas aparecen. La evaluación de un profesional adecuado puede conducir a desvelar el misterio de la causa que provoca el dolor de cabeza que tanto molesta y dificulta la vida diaria, por lo que la consulta con el dentista debe contemplarse y realizarse si se detecta que el problema del dolor de cabeza no desaparece pese a la administración de fármacos adecuados al tratamiento de dicha enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + diecinueve =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies