Por qué son importantes las revisiones periódicas en el dentista

En muchas ocasiones nos encontramos con pacientes que creen que los cuidados bucodentales rutinarios en casa son suficientes para mantener la boca en buen estado y que solo acuden a clínica cuando sienten algún dolor.

Lamentablemente, esto es un gran error: en cuestiones de salud bucodental, cuando aparecen las molestias el problema ya suele estar muy avanzado.

Por eso, en Clínica Faus explicamos a nuestros pacientes que la mejor forma de mantener una correcta salud bucodental es combinar la higiene en casa con las visitas periódicas al dentista.

8 buenas razones para ir a revisión al dentista

  1. La prevención es el mejor tratamiento. Por lo tanto, las revisiones disminuyen la probabilidad de padecer una enfermedad bucodental.
  2. El control del nivel de sarro y la realización, si fuera necesario, de una limpieza dental, evitará que tus encías se inflamen, sangren e incluso que comiencen a moverse los dientes.
  3. La detección temprana de cualquier enfermedad o infección evitará tratamientos más aparatosos o dolorosos. Por ejemplo, a veces una pequeña caries que no se detecta a tiempo podría alcanzar el nervio y entonces sería necesario realizar una endodoncia.
  4. Las revisiones en el dentista ayudan a mantener los resultados de cualquier tratamiento: una ortodoncia, unos implantes…por eso decimos que las revisiones también son parte del tratamiento.
  5. Corrige malos hábitos, como por ejemplo el bruxismo, que no solo acaba generando desgaste en los dientes, sino también dolores de cabeza y cuello. Si este problema se ataja en fases tempranas, se puede minimizar con una férula de descarga y un plan de seguimiento del paciente.
  6. Garantiza una correcta salud bucodental durante el embarazo. Durante estos nueve meses, las futuras mamás tienen más posibilidades de sufrir gingivitis debido a los cambios hormonales.
  7. Mejora el descanso. Si el dentista detecta a tiempo que el paciente sufre apnea del sueño, podrá iniciar un tratamiento que contribuya a abrir las vías respiratorias
  8. Mejora la calidad de vida. Una persona con una salud bucodental correcta puede comer bien, hablar correctamente y sonríe más, por lo que numerosos estudios indican que estas personas tienen más autoestima y mejor calidad de vida.

 

¿Con qué frecuencia hay que ir a revisión en el dentista?

Esta es una de las preguntas más habituales que nos hacen nuestros pacientes. La respuesta, sin embargo, dependerá de cada caso.

Si hacemos una media, en términos generales, esta sería la respuesta:

Niños: durante la infancia existe un mayor riesgo de padecer caries, por lo que lo recomendable es una revisión cada seis meses.

Adultos: el dentista pautará la periodicidad en función de la salud bucodental de cada paciente. Así, por ejemplo, en personas fumadoras, diabéticas o con algún otro factor de riesgo podría recomendarse un control cada cuatro ó seis meses.

Dos hábitos que te ayudarán a mantener los dientes sanos y fuertes

 Además de las revisiones en el dentista, también es importante seguir estas pautas en casa:

  1. Alimentación sana: consiste en una dieta libre de azúcares, con bajo contenido en carbohidratos que se convierten en azúcares y reducida en alimentos con mucho ácido.
  1. Cepillado y hábitos de higiene: será necesario cepillarse los dientes 3 veces al día, así como hacer uso de la seda dental. Elije una pasta dental y un enjuague bucal recomendado para tu edad.

 

Alimentos que benefician nuestra salud bucodental

 Existen ciertos alimentos cuyos aportes nutricionales benefician a nuestros dientes:

  1. Los ricos en calcio y derivados: leche, brócoli, salmón…
  2. Alimentos con vitamina D: aunque esta vitamina pueda absorberse del sol, algunos alimentos como el pescado azul nos ayudan mucho a su absorción.
  3. La vitamina K: vegetales verdes, perejil, brócoli, espinacas…
  4. La vitamina C nos ayuda a mantener unas encías y mucosas sanas: muchas frutas contienen esta vitamina, así como también algunas verduras.
  5. El potasio, que se puede encontrar en el plátano y los tomates, entre otras frutas.
  6. Alimentos ricos en fósforo: pescados como el atún o el salmón.
  7. La vitamina A: se encuentra presente en las yemas del huevo, en verduras de hojas verdes y frutas.

Alimentos que dañan nuestros dientes

 Al igual que hay alimentos que nos ayudan a mantener una boca sana, también hay alimentos que nos los dañan:

  • Azúcares refinados: refrescos, caramelos, chucherías…
  • Harinas refinadas: bollería industrial, pan de molde, galletas…
  • Alimentos con alto contenido en ácido, como los zumos envasados.
  • Chocolates con azúcar.

 

¿Te ha quedado alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + diecisiete =