Qué es la blancorexia y cuáles son sus riesgos

Querer lucir una sonrisa bonita es algo totalmente comprensible que en principio no tiene por qué suponer ningún problema.

Sin embargo, en los últimos años hemos observado cada vez más casos de personas con un empeño por tener los dientes lo más blancos posible, lo que les lleva a llegar a poner en peligro su salud bucodental.

¿Qué es la blancorexia?

La blancorexia es una obsesión por conseguir unos dientes cada vez más blancos que lleva al paciente a exponer sus dientes a tratamientos agresivos.

Se trata de una patología que conlleva riesgos, ya que someter a los dientes a un exceso de agente blanqueador puede provocar daños en esmalte, dentina y pulpa e incluso puede acabar produciendo necrosis en el nervio, infección o pérdida de dientes.

¿De qué color son unos dientes sanos?

Es importante saber que unos dientes sanos no son absolutamente blancos, sino de una tonalidad marfil.

Además, en el color de nuestros dientes intervienen otros factores como por ejemplo nuestros hábitos de higiene, la genética o el consumo de productos que afectan al color del esmalte, como vino, tabaco o ciertos medicamentos.

¿Cómo detectar si una persona sufre blancorexia?

Las personas que padecen blancorexia suelen reunir algunas de estas características:

• Tienen expectativas poco realistas sobre la tonalidad que pueden alcanzar con los tratamientos de blanqueamiento dental.

• No suelen quedar satisfechas con los resultados de los tratamientos de blanqueamiento dental.

• Solicitan reiteradamente tratamientos de blanqueamiento dental.

• Se aplican en casa productos blanqueadores sin ningún tipo de control odontológico

¿Cuáles son los riesgos de la blancorexia?

Los productos blanqueadores están compuestos por agentes químicos como el peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida, que son los encargados de penetrar en las capas internas del diente para conseguir aclarar el color del diente.

El hecho de someterse a tratamientos sin control por parte de un profesional de la odontología hace que las personas con blancorexia corran riesgos innecesarios que pueden derivar en:

• Hipersensibilidad dental

• Irritación de las encías

• Necrosis en las pulpas y reabsorciones

• Pérdida de dientes

En Clínica Faus siempre recomendamos a nuestros pacientes que, si están pensando en hacerse un tratamiento de blanqueamiento, primero vengan a clínica para que podamos hacer una valoración de su caso y le planteemos la mejor forma de mejorar su sonrisa sin dañar sus dientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − catorce =