urgencia dental

¿Qué podemos considerar una urgencia dental?

Todos sabemos reaccionar cuando estamos ante una urgencia convencional. Sabemos a dónde tenemos que acudir, a quién llamar y qué protocolos seguir para ser atendidos lo antes posible. Pero ¿y cuando se trata de un problema dental que debe ser tratado con urgencia?, ¿sabemos qué pasos seguir en cada una de las situaciones que conforman una emergencia dental?

Una urgencia dental es considerada un motivo por el que acudir a un dentista de forma inmediata para garantizar nuestra salud bucodental. ¿Has estado alguna vez en una situación similar? ¿Te gustaría saber más? ¡Quédate leyendo este post para saber qué casos deberían ser tratados de urgencia y cómo debes actuar en cada uno de ellos!

¿Qué casos se consideran una urgencia dental?

A continuación, te vamos a explicar una serie de circunstancias, por las que deberías acudir a un dentista de urgencia. Las urgencias dentales ocurren cuando existe un dolor severo en cualquier zona de la boca o cuando algún diente o los tejidos que lo rodean sufren algún daño visible ocasionado por un accidente o un traumatismo.

Dolor intenso de muelas

Tener un dolor muy fuerte en las muelas significa que existe algún problema que deberíamos tratar. Si este dolor se convierte en insoportable y no remite con antiinflamatorios de uso común, deberías acudir a un dentista de urgencia. En caso de que el dolor cese con la toma de paracetamol o ibuprofeno, no debes obviar el problema. Lo óptimo sería agendar una cita lo antes posible para consultar qué es lo que está causando ese dolor.

Pérdida de una pieza dental – Urgencia dental

Esta también es una de las urgencias dentales más comunes. En estos casos, el tiempo que transcurre desde la caída de nuestro diente hasta que acudimos a una clínica dental es crucial para un buen pronóstico en la reimplantación. Así, es importante actuar en los primeros 30 minutos desde la caída. En este lapso de tiempo, intenta mantener la calma, encontrar el diente perdido, guardarlo en un vaso de leche o en tu boca y acudir lo antes posible a un centro dental. Es importante no tocar el diente por la raíz ni intentar lavarla en caso de que esté sucia.

Fractura de un diente

Al igual que en el caso de la pérdida de una pieza dental, la fractura es también una de las causas más comunes de una urgencia dental. Es importante acudir cuanto antes al dentista, ya que es posible que el golpe o accidente que ha causado la fractura haya afectado al nervio de la pieza dental. En caso de que se trate de una fractura pequeña que solo afecte a la estética del diente y no exista sintomatología, bastará con pedir una cita normal con tu dentista, en lugar de una cita de urgencia.

Absceso dental

Se trata de una infección provocada por la entrada de las bacterias en el interior a través de una abertura de una caries o una pieza dental rota. En estos casos, la infección puede generar bultos en la encía por el que supura pus. Estos casos deberían tratarse de urgencia, ya que probablemente causen dolor severo e hinchazón, lo cual suele derivar en consecuencias más graves.

Cuerpo pequeño atrapado entre los dientes

Es posible que comiendo se introduzca entre nuestros dientes algún agente muy pequeño y no pueda eliminarse con hilo dental o con un cepillo interdental. En estos casos, es importante retirarlo cuanto antes de tu boca, de forma que deberías acudir a un dentista lo antes posible.

Hemorragias que no cesan – Urgencia dental

Si acabas de tener un accidente o un traumatismo, o incluso acabas de pasar por un tratamiento dental y empiezas a sangrar, primero deberás intentar frenar la hemorragia. Para ello, haz presión con una compresa o con una gasa limpia y enfría la zona afectada con hielo.

En ningún caso hagas enjuagues bucales, ya que esto impide la formación de coágulos que ayudan a que el sangrado se detenga.

Si el sangrado no para, acude a una clínica dental de urgencia.

Problemas derivados de los brackets

El tratamiento de ortodoncia puede generar imprevistos. Por ejemplo, que se rompan los alambres, se despegue un bracket y esto nos genere heridas en la lengua, mejilla o encía.

Si no nos produce ninguna molestia, no es necesario acudir de urgencia a una clínica dental. Será suficiente con que pidas cita en tu clínica dental lo antes posible para que te solucionen el problema. Sin embargo, si este problema te está generando molestias continuas e incluso heridas, solicita una cita dental de urgencia.

¡Ahora ya estás preparad@ si se te presenta cualquiera de estas situaciones! No olvides que, si tienes cualquier duda ante una circunstancia parecida, puedes llamarnos para consultar qué es lo mejor que puedes hacer ante la situación que se te presenta.

Clínica Faus permanecerá abierta durante todo el mes de agosto de 10 a 14 horas.

¡Estaremos encantados de ayudarte!

Estamos en C/ Berca, 41, 46680 Algemesí (Valencia).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =