Brackets autoligables

¿Qué son los brackets autoligables?

Descubre las ventajas e inconvenientes de los brackets autoligables

Los brackets autoligables son una interesante alternativa a los aparatos dentales usados convencionalmente a la hora de realizar un tratamiento de ortodoncia. Es posible que los “brackets autoligables” no te acaben de sonar y hayas oído hablar más bien de la ortodoncia “Damon”, realmente son lo mismo. Damon es una de las marcas más conocidas de brackets autoligables pero no es la única ni mucho menos. Los brackets autoligables son una modalidad de aparatos dentales para la realización de ortodoncias (corregir la incorrecta posición de los dientes desplazándolos hacia una posición funcional y estética). Una de las grandes diferencias que existe entre los brackets tradicionales y los brackets autoligables, es que estos últimos carecen de ligaduras, es decir, de gomitas que aten los brackets con el arco encargado de hacer la presión de forma adecuada para mover su posición errónea (las piezas que se encuentran ancladas a los dientes con el fin de conseguir moverlos).

¿Pero, cómo funcionan los brackets autoligables?

Al usar brackets autoligables, la conexión existente entre los brackets y el arco encargado de ejercer la presión en los dientes, se consigue a través del uso de una serie de “clips” que fijan el alambre del arco dental a los brackets, consiguiendo así eliminar de una forma permanente las ligaduras empleadas en las ortodoncias tradicionales. Por ello, son los mismos brackets los que a través de sus clips se “autoligan” para conseguir así reducir la fricción entre los brackets y el alambre formador del arco. Es probable que uno de los únicos inconvenientes que se puedan detectar en los brackets autoligables sea su coste, puesto que este, como es obvio, es superior a los brackets convencionales habitualmente, en clinicafaus, apostando por la calidad en nuestros tratamientos asumimos el coste de dicho material con el fin de utilizar la mejor tecnología en nuestros tratamientos. Aun así, los brackets autoligables requieren de un menor número de visitas de revisión médica, por lo tanto, la mayoría de las veces, su coste superior inicial se ve realmente compensado por el coste posterior, que resulta ser inferior. Por otra parte, una de sus ventajas y principal característica es la baja fricción que presenta la unión entre el arco de tensión y los brackets que van adheridos a los dientes, gracias a ello, este tipo de aparatos dentales presentan ciertas ventajas a la hora de realizar un tratamiento de ortodoncia:

  • Al carecer de ligaduras que se encuentran presentes en los brackets tradicionales, los brackets autoligables tienen una limpieza más sencilla.
  • El uso de aparatos dentales realizados con brackets autoligables puede suponer una reducción en el tiempo necesario para llevar a cabo el tratamiento de ortodoncia.
  • Además, el uso de los mismos supone un ahorro en el número de visitas necesarias a la clínica dental y por ende una mayor comodidad y ganancia económica.
  • Por otro lado, el hecho de no llevar “gomitas”, producen menor retención de placa dental, favoreciendo la limpieza dental.

Diferencia entre ortodoncia autoligado y convencional

Como ya hemos comentado en los párrafos anteriores los brackets autoligables son una modalidad de aparatos dentales para realizar la ortodoncia (desplazar los dientes de su incorrecta posición inicial hasta una posición funcional y estética) que se diferencia de la ortodoncia con brackets tradicionales es que carecen de ligaduras que aten los brackets (las piezas que se anclan a los dientes para consigue moverlos) con el arco que ejerce presión sobre estos de forma adecuada para conseguir moverlos o su posición corregida. Sí te interesa consultar el precio de una ortodoncia con brackets autoligables, puedes hacernos una consulta siempre que quieras.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + 6 =