retenedores ortodoncia

Retenedores de Ortodoncia ¿Cual es el mejor?

Retenedores de ortodoncia: ¿por qué unos u otros?

Una de las controversias existentes cuando nos sometemos a un tratamiento de ortodoncia, viene al finalizar la fase «activa» del mismo (es decir el tratamiento correctivo propiamente dicho), y comenzar la fase de «pasiva» o fase de retención. ¿Cuanto tiempo he de llevar los retenedores de ortodoncia? ¿Qué tipo de retenedores de ortodoncia usaré tras el tratamiento? ¿Serán retenedores fijos o de «quita y pon»? Son preguntas que nos encontramos en nuestra clínica dental a diario.

Existen diferentes tipos de retenedores de ortodoncia que se pueden usar una vez finalizamos el tratamiento activo y pasamos a la fase de retención, sin que haya ninguno que sea mejor que otro, ya que cada uno de ellos funcionará mejor en según qué situación y para un caso en concreto.

Los retenedores de ortodoncia los podemos dividir principalmente en dos: los retenedores fijos, y que generalmente van pegados a la superficie interna de los dientes anteriores, y por otro lado los retenedores removibles o de «quita y pon».

– Retenedores de ortodoncia fijos:

Existen multitud de materiales y tipos de retenedores fijos, pero a día de hoy, habitualmente, se utilizan alambres de acero trenzados, que se colocan de manera pasiva (sin hacer ningún tipo de fuerza) sobre los dientes anteriores. Son colocados por el clínico y el paciente no puede ponérselos ni quitárselos. En el pasado se colocaban únicamente en la arcada inferior, generalmente de colmillo a colmillo, aunque cada vez son más los profesionales que optan por colocar retención fija en ambas arcadas a fin de evitar problemas de rotaciones o recidivas de apiñamiento tras  el tratamiento de ortodoncia.

retenedores de ortodoncia

– Retenedores de ortodoncia removibles:

Los retenedores de ortodoncia removibles, pueden tener diferentes funciones, por un lado evitar recidivas de tratamientos tempranos, como en el caso de los tratamientos de ortopedia facial donde avanzamos la mandíbula y que posteriormente hemos de estabilizar para evitar recaídas. Otra función importante de los retenedores removibles es impedir nuevamente el movimiento dental a una posición no deseada. En muchas ocasiones la retención fija se suelta sin que es paciente sea consciente de ello por lo que la retención removible, utilizada regularmente durante la noche, hace que en este caso los dientes no se desplacen rápidamente y se vuelvan a mover, dejando tiempo al paciente a acudir a la clínica para volver, nuevamente, a colocar la retención fija.

retenedores de ortodoncia
retenedor removible tipo «essix»
retenedores de ortodoncia
retención removible tipo «hawley»

 

 

Con respecto al tiempo que durará la retención una vez finalizado el tratamiento, probablemente cada profesional tendrá una opinión en función también de las características de la maloculsión que presentaba el paciente antes del tratamiento. Para nosotros, la retención es una parte importantísima tras el tratamiento, buscando que éste perdure estable,  durante la mayor cantidad de tiempo posible.


¿Te ha quedado alguna duda? ¿Tienes algún problema con tu retenedor de ortodoncia? Escríbenos e intentaremos solucionar tu problema lo antes posible. 

QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + once =