la mejor edad para ir al dentista

¿Sabes cuál es la mejor edad para empezar a ir al dentista?

Descubre cuándo llevar a tus hijos al dentista

Hoy en día somos todos conscientes de la importancia de ir al dentista de forma habitual, mantener una higiene diaria correcta y comer de forma saludable para evitar problemas en los dientes. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de los más pequeños, o incluso nos surgen dudas de cuál es la mejor edad para empezar a ir al dentista. Por eso, en este post, hemos querido recoger las dudas más recuentes que pueden surgir en todo lo relacionado con la salud bucodental de los más pequeños. Y es que una revisión a tiempo puede evitar que un pequeño problema vaya a más.

¿Cuál es la mejor edad para ir al dentista?

La recomendación actual de la mayoría de los odontólogos suele ser que la primera visita de los niños al dentista sea al cumplir los 3 años. Al contrario de lo que se pensaba hace un tiempo, no es necesario que el niño tenga todos los dientes de leche para poder ir al dentista por primera vez. De hecho, esta visita tan precoz ayuda enormemente a detectar posibles problemas en la boca de los más pequeños. Y no solo eso, los dentistas recomiendan que además los niños empiecen antes a poner en práctica los hábitos de higiene bucodental diaria, pues al parecer, un estudio reveló que más del 26 % de los pequeños que acudían al dentista ya presentaban caries, antes incluso de cumplir los 4 años.

¿Qué problemas bucodentales pueden tener los niños?

Sin duda, uno de los más comunes son las caries del biberón. ¿Tu hijo se va a la cama con biberón o lo usa como chupete? Este tipo de rutinas puede llevar a problemas de caries bastante dolorosos para los más pequeños. La mala oclusión suele ser un problema más característico en niños ya con los dientes de leche formados. En si no es un problema doloroso o grave pero hay que tratarlo ya que puede desencadenar otros problemas más importantes. Los traumatismos dentales son problemas muy comunes en niños, especialmente cuando empiezan a caminar. Lo mejor en estos casos es visitar inmediatamente a nuestro dentista ya que es la única forma de asegurarnos que no ha habido ningún problema interno más grave.

¿Cómo prevenir problemas en los dientes de leche?

Lo primero que tenemos que tener claro es que la higiene bucal de los niños tiene que ser igual que la nuestra. Varios cepillados diarios y el uso de enjuagues ayudará a mantener una boca sana y por tanto evitaremos posibles problemas futuros relacionados. También es muy recomendable tener el hábito de examinar regularmente los dientes del bebé. En el momento en que detectemos manchas o puntos en los dientes debemos acudir al dentista para ponerle solución. Y junto con este hábito está el de acudir regularmente a dentista. Además también es bueno que el niño vaya interiorizando también este tipo de rutinas. Por supuesto, la alimentación es un factor clave en la prevención de problemas bucodentales. Especialmente cuando el bebé empieza a crecer y amplía la cantidad de alimentos que puede ingerir, debemos evitar la cantidad excesiva de azúcar, chucherías y demás dulces. No estamos diciendo que no podamos darles de vez en cuando pero si deberíamos reducir la cantidad.

Cómo solucionar el miedo al dentista

En ocasiones, la voluntad de acudir regularmente al dentista o de cumplir una serie de hábitos de higiene rutinario no son el problema y es que muchos niños sienten verdadero miedo al dentista. En estos casos es importante la clínica dental que escojamos, ya que los cuidados y atenciones que ofrecen a los más pequeños varían mucho dependiendo del centro. Desde personal cualificado hasta elementos de distracción como pueden ser tv el techo o juguetes en la sala de espera pueden hacer que el “mal trago” de ir al dentista acabe cambiando poco a poco. Pero además de esto, nuestra actitud como padres también es fundamental. A continuación enumeramos una serie de frases que debemos evitar decir a toda costa ya que psicológicamente pueden afectar a nuestros pequeños:

  • Olvida las frases tipo “no te va a doler”. Indirectamente estamos sugestionando a los niños y enlazar “doler” con “dentista” no es nada favorable.
  • Muchos padres utilizar el dentista como amenaza. Por supuesto este tipo de actitudes debe desaparecer completamente ya que el día que realmente tenga que ir estará realmente afectado.
  • Del mismo modo, ofrecer premios o recompensas tampoco es una buena idea.
  • La hora de la cita es también más importante de lo que pensamos. En la medida de lo posible será mejor coger cita en el dentista por la mañana ya que es cuando los niños, por lo general, se sienten más alegres y descansados.

Después de todo, de lo que se trata de es de solucionar los problemas dentales de los más pequeños lo más rápido posible, por eso es tan importante saber cuál es la mejor edad para empezar a ir al dentista. En Clínica Faus Algemesi contamos con un equipo experto en odontología infantil, además nuestras instalaciones están preparadas para distraerles y hacer de su visita un rato agradable. Si te apetece, ven a visitarnos y te lo enseñamos, ¡te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 19 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies