enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal, todo sobre el cuidado de tus encías

El cuidado de las encías es tan importante como el de los dientes. Es fácil descuidarlas, pero a partir de hoy sabrás que tener las encías saludables es esencial para no contraer una enfermedad periodontal.

¿Para qué sirven las encías?

Para llegar a saber la importancia del cuidado de nuestras encías, primero deberemos saber para qué sirven.

En primer lugar, las encías son la parte carnosa de la boca: un tejido fibroso que se encuentra alrededor del cuello dental y cubre el hueso. Su función principal es soportar los dientes y mantenerlos en su sitio.

Por lo tanto, las encías tienen una función esencial en nuestra boca. Mantenerlas sanas es muy importante para evitar la pérdida de dientes

¿Cómo son unas encías sanas?

¿Podemos saber desde casa si nuestras encías están sanas? Sí, podemos deducir que nuestras encías están sanas por su aspecto: rosadas, duras y con una sensibilidad limitada al dolor, temperatura y presión.

En cuanto comenzamos a observar cambios en la coloración de las encías, inflamación o  sangrado, es signo de que algo no funciona bien. En estos casos podemos estar desarrollando una enfermedad periodontal.

Dependiendo del tipo y del grado de la enfermedad, las encías tendrán un aspecto u otro. Así, mientras la gingivitis desarrolla síntomas más leves asociados a la inflamación y enrojecimiento de las encías, la periodontitis –también llamada piorrea-, puede identificarse por la retracción de encías, la movilidad dental y la pérdida de algunas piezas dentales.

Estos no son los únicos síntomas de las enfermedades periodontales, también hay otros como el mal aliento (halitosis), el mal sabor de boca y desplazamientos de piezas dentales, entre otros.

Es importante estar atent@ al primer síntoma de las enfermedades periodontales, pues son indoloras y silenciosas. Generalmente, el paciente no sabe que padece gingivitis o periodontitis hasta que la enfermedad llega a extremos en los que las consecuencias ya son inevitables.

Por eso, aunque puedas intuir desde casa que tus encías están sanas, recomendamos acudir al dentista regularmente para que sea un@ profesional el que evalúe tu completa salud bucodental.

¿Es contagiosa la enfermedad periodontal?

Esta es una de las preguntas más frecuentes de nuestros pacientes.

Al tratarse de una enfermedad infecciosa, la periodontitis sí que puede contagiarse de una persona a otra, aunque es cierto que deben darse situaciones muy concretas para que esto ocurra.

La forma en la que se transmite la enfermedad periodontal es mediante un contacto continuo con la saliva de la persona infectada. Es decir, el contagio suele darse en parejas estables, tras múltiples contactos y si esa persona es más propensa a padecer la enfermedad.

Como has podido leer, la persona se contagia si es propensa a sufrir periodontitis, y aquí entran en juego diversos factores:

  • Su propio sistema inmunológico: cuanto más fuerte lo tenga, menos posibilidades tendrá de contagiarse.
  • La cantidad de placa bacteriana acumulada entre sus dientes y la encía.
  • Sus propios hábitos de higiene bucodental: a mayor higiene, menor posibilidad de contagiarse tendrá.
  • El consumo de tabaco: el tabaco es uno de los factores de riesgo de la enfermedad y una de las cuestiones a tener en cuenta para prevenirla. Fumar aumenta el riesgo de contraer una enfermedad periodontal, sea por contagio o no.
  • Si la persona tiene antecedentes familiares de esta enfermedad.

¿Es hereditaria la enfermedad periodontal?

Muchos pacientes vienen a nuestra clínica preocupados por padecer una enfermedad periodontal porque familiares suyos la han padecido o la están padeciendo.

Lo cierto es que una persona puede ser más propensa a padecer periodontitis por un factor que se lleva en los genes. Es decir, sí que es posible que las causas de la periodontitis tengan una parte hereditaria.

En los casos en los que nuestros pacientes tienen antecedentes de periodontitis en su familia, recomendamos extremar todavía más la atención en la salud de sus encías.

Si este es tu caso, no lo dejes pasar. Acude a revisiones periódicas con tu dentista y asegura la salud de tus encías y de tus dientes. Las consecuencias de una enfermedad periodontal pueden ser irreversibles y derivar en tratamientos complejos que son evitables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 15 =